VIENE LA TELE

En la monotonía de nuestro enclaustramiento viene bien algo de cambio y de ruptura con los horarios, y hoy ha sido uno de esos días.

Después del desayuno, en vez de ir a las clases de instrumento y de periódico, video, robótica, salud, debate, construcción de cañas, pedagogía… todos nos hemos encontrado en la sala de orquesta para recibir a la Televisión de Castilla León. Querían hacer un pequeño reportaje sobre lo que estamos trabajando y entrevistar a alguno de los participantes además de grabar cómo suena la orquesta.

https://www.rtvcyl.es/Salamanca/36a17a1f29fb89b813b5

En principio un poco peligroso tocar con una cámara delante cuando no hemos llegado ni al ecuador del Encuentro y la mayoría de las piezas las estamos empezando a leer. He elegido Polar Express para que fuese la obra de fondo de las imágenes y el resultado ha sido fantástico (lo que hace tener la presión de hacerlo bien, pasa igual cuando nos vestimos de concierto que parece que ya estamos más preparados). 

Como siempre digo: es la sinergia que produce tocar o cantar en grupo cuando el resultado es mucho mayor que la suma de todas las energías y talentos individuales.

Con el descoloque de la tele las clases han pasado a la tarde y con el calor que hace han sido algo difíciles de llevar. El día lo hemos terminado con un juego en el que hemos participado también algunos profesores a los que se nos había ido la cabeza y los chicos y chicas debían adivinar nuestra cura para que todo vuelva a encajar en esta complicada maquinaria de hacer música.

¡Hasta mañana!