Una lata 1€, botella de agua 0,60 €, bolsa de patatas 0,30 €, tener un equipo de profes como el del EOS no tiene precio.

Unos dan clase de instrumento, otros organizan las comidas y están pendientes de las alergias, otros curan las heridas físicas, otros las del corazón, otros animan hasta cuando no tienen fuerzas, otros gastan bromas para que siempre haya buen ambiente.

Pero hay algo que nunca falta en nuestro día a día y es una sonrisa cuando nos cruzamos, un “buenos días” o un “hola” aunque nos hayamos visto hace tres minutos. 

Gracias a todos los “hombres y mujeres de negro”, los chicos y chicas, que lo imitan todo, tienen también siempre esa sonrisa por los pasillos e incluso con los más novatos ya casi no hace falta hablar porque ya nos vamos entendiendo sin palabras.

Soy enormemente feliz cuando en las comidas o las cenas me coloco al lado de las cocineras mientras sirven las bandejas, y escucho la misma palabra 248 veces: GRACIAS. 248 no porque nos hayamos duplicado, es porque lo dicen cuando una persona les sirve el primer plato y otra el segundo y el “por favor me puede servir otro poco” siempre de forma educada. 

Como ya los chicos están en la cama y no pueden leer este blog, os anuncio una sorpresa que tendrán mañana en el desayuno: la primera edición de dos nuevos periódicos “El diario de KekEOS” y el “EOS Times”.

¡Buenas noches!