Hoy ha sido un día distinto; No menos intenso, pero hemos cambiado las clases de la mañana por una salida del Colegio para cambiar de aires.

Después de desayunar, directamente a los autobuses todos uniformados estrenando camiseta. Nos dirigimos a la fábrica de embutidos “El Ventorro”, que está justo a la salida de Alba de Tormes, donde nos han explicado cómo es el proceso de elaboración y envasado de la chacina y, al final, nos han regalado una degustación de chorizo y salchichón de bellota para tener energías para la siguiente visita.

De allí, otra vez a los autobuses con destino a Peñaranda de Bracamonte a visitar el Teatro Calderón, construido en 1883 y donde se organizan habitualmente representaciones teatrales, conciertos, presentaciones de libros y también proyecciones de cine.

Un ratito de descanso y de nuevo al Colegio para recoger el picnic que nos tenían preparado y que hemos comido tirados en el césped cerca de la piscina.

Si alguno creía que hoy nos librábamos de la orquesta, pues nada de nada. De forma puntual, como todos los días desde el 16 de julio, a las 17:30 todos a afinar nuestros instrumentos y vuelta al trabajo, que va quedando menos y tenemos dos conciertos importantes cerca.

Todavía con el olor de los miles de jamones de la mañana, nos retiramos a descansar.

¡Buenas noches!